El PSC impugna la reforma del reglamento del Parlament porque facilita derogar la Constitución


El PSC ha registrado una solicitud de dictamen al Consejo de Garantías Estatutarias sobre la reforma del reglamento impulsada por JxSí y CUP, al advertir de que pretende facilitar la aprobación exprés de una "fantasmagórica" ley de desconexión que "derogaría" Constitución y Estatut en Cataluña.

El martes, JxSí y CUP tumbaron las enmiendas de la oposición y dieron luz verde en comisión a su propuesta de reforma del reglamento del Parlament para aprobar de forma exprés las leyes de "desconexión", ya que permitiría la aprobación de una proposición de ley por el procedimiento de lectura única sin debate previo.

El grupo socialista ha presentado la solicitud de dictamen al órgano consultivo de la Generalitat sobre esta reforma, al denunciar que se vulneran artículos de la Constitución y del Estatut, según el texto registrado al que ha tenido acceso Efe.

Los socialistas recuerdan que en los últimos meses se ha producido un "constante debate público sobre el contenido, alcance y forma prevista de aprobación de una fantasmagórica ley de desconexión, de transitoriedad jurídica o de régimen jurídico catalán".

Un debate que "resulta absolutamente imposible ignorar, ya que se han hecho referencias a la necesidad de poder aprobarla por un mecanismo de extraordinaria urgencia, (...) que minimice los riesgos de ser impugnada ante cualquier instancia".

El PSC recuerda que esa ley de desconexión pretende la "creación de un marco institucional básico para Cataluña de nuevo cuño y diferente del vigente, en lo que en la práctica supondría una reforma radical del Estatut, o más bien su derogación, juntamente con la derogación de la Constitución en el territorio de Cataluña".

Según el grupo parlamentario liderado por Miquel Iceta, la reforma del reglamento promovida "dejaría a los grupos minoritarios a merced de la mayoría, ya que ésta tendría asegurado que prosperen sus solicitudes de tramitación en lectura única, procedimiento en el cual la posibilidad de actuación de los grupos y de los diputados se ve muy constreñida".

"El conjunto de modificaciones que se quieren operar", añade el PSC, "produce un resultado enormemente desequilibrado para las minorías parlamentarias, al reducir desproporcionadamente su capacidad de actuación y afecta al núcleo más esencial de la función representativa de los diputados".

Del este modo, entre otros aspectos, se alerta de que se produciría una modificación "antiestatutaria" de la ley del Consejo de Garantías Estatutarias, porque "impediría que dos grupos parlamentarios o una décima parte de los diputados pudieran pedir un dictamen sobre una proposición de ley", ya que "en el momento en que el CGE (Consejo de Garantías Estatutarias) pudiera admitirlo a trámite, la proposición de ley en cuestión ya estaría aprobada".